Big Bang postergado

Un melancólico comunicado de prensa anunció esta semana que el experimento científico más mediático de la historia quedó postergado casi un año debido a una misteriosa falla. El lanzamiento de partículas a velocidades luminosas se detuvo, los magnetos gigantes pierden fuerza. Ahora deberemos esperar más para saber si es posible recrear el Big Bang del universo, si existe la ‘partícula dios’, o si estamos al borde de descubrir nuevas propiedades de la materia. (imagen: Lucas Taylor / CERN)

“Sin duda es un golpe sicológico”, admitió Robert Aymar, el director del CERN, el centro de investigaciones europeo donde hace apenas dos semanas se había puesto en funcionamiento el gran acelerador de hadrones, conocido por sus siglas como LHC, donde estaba previsto que la aceleración y posterior colisión de partículas podría develar grandes misterios del universo. Tan grandes, que muy pocos entienden de qué se trata.

Curiosamente, la activación del LHC se produjo en medio de gran expectación mundial. Parecía el lanzamiento de una nave tripulada a Marte. Las opiniones sobre el experimento surgieron por doquier. También chistes y parodias. Los niños parecían estar informados sobre el tema. Se hizo popular echarle la culpa al acelerador de partículas por todos los males grandes y pequeños que nos afectan.

Curiosamente, otra vez, la noticia de que el experimento se detuvo debido a una falla parece no ser tan interesante. Sin duda apareceran los profetas que argumenten una intervención divina, y los que siempre sostuvieron que el experimento era plata malgastada. Entretanto la fiesta del acelerador de partículas como que se ha enfriado. Volvería a funcionar en la primavera boreal, un poco lejana si se considera que los ‘norteños’ acaban de iniciar el otoño.

Pero, ¿qué fue lo que sucedió? Hubo una gran fuga de helio en una sección del acelerador, que es un túnel enterrado en la frontera franco-suiza, y congelado a cerca de -271 grados. El CERN especula que hubo una desconexión eléctrica entre dos de los magnetos. Pero es un misterio, y se necesitarán semanas antes que la temperatura suba lo suficiente para investigar adecuadamente.

Comunicado del CERN en inglés:
http://press.web.cern.ch/press/PressReleases/Releases2008/PR10.08E.html

Luis Córdova

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*



*