Antimateria: entre el todo y la nada

El futuro está cargado de palabras inquietantes. Quienes hayan ido un poco más allá de las fronteras de los titulares estos días tal vez leyeron sobre positrones, cadáveres estelares, estrellas de neutrones, rayos gamma, huecos negros, misterios en el corazón de la Vía Láctea. Y, en especial, sobre la naturaleza de una nube de antimateria que reanima los sueños de energías ilimitadas y hecatombes propias de divinidades. (imagen: ESA/ Integral/ MPE (G. Weidenspointner et al.)

Hay quienes, en la estela poética, se refieren a la antimateria como el espejo de la materia. La teoría fundamental sobre la interacción de estos dos componentes del todo y la nada es la siguiente: cuando una partícula de antimateria encuentra una de materia, la aniquilación es total. Y nadie sabe qué es lo que queda allí. Decir que es la nada, sería pensar en algo.

El ciberpasquín The Register recordó que la antimateria puede ser útil para muchas cosas, como por ejemplo impulsar naves estelares o destruir planetas. Sin embargo, añade, no será fácil fabricarla, pues para hacerlo se requeriría un hueco negro o una estrella de neutrones. “La antimateria es como la materia, pero con sus propiedades invertidas”.

La nube de antimateria fue detectada hace algún tiempo ya en el corazón de la Vía Láctea, es decir nuestra propia y mismísima galaxia, y ahora el satélite INTEGRAL de la agencia espacial europea ESA, ha dado algunas explicaciones que generaron teorías sobre cómo se formó. No es poca cosa: tiene 10.000 años luz de largo, y brilla con la potencia de 10.000 soles. Un desafío a la imaginación.

Esta nube está hecha de positrones, que son electrones negativos pero con carga positiva. Cuando un positrón se encuentra con un electrón se aniquilan mutuamente. La agonía queda reflejada en la emisión de rayos gamma, lo cual permite detectar la antimateria en el espacio.

Con la ayuda del satélite los científicos lograron estudiar la forma de la nube, y coincidieron en indicar que parece estar relacionada con la posición de estrellas binarias de rayos X de masa baja, un sistema que se produce cuando una estrella normal (tal vez como el Sol), es tragada viva por un cadáver estelar, como un hueco negro o una estrella de neutrones.

El proceso libera gas a temperaturas espantosas y el resultado es la generación de materia, electrones, y antimateria, positrones, todo en grandes cantidades. Ahora, será necesario probar lo que se ha considerado como “una teoría coherente”. El objetivo final es entender el universo. Como mínimo.

Luis Córdova

2 Comments

  1. Pienso: Si en un agujero negro la infinita de nsidad detiene al tiempo y a la luz, la misma eternidad quedaria incluida, pues esta comenzo con un Dios preexistente y en el tiempo infinito entraria el propio Dios. En un agujero negro es el todo pero al tiempo es la nada. De hecho el big bang ocurre en la nada. Es acaso el todo y la nada lo mismo sin tomar para nada el concepto de antimateria. Perdonen mi lenguaje poco tecnico, muchas gracias. Virgilio Lemoine

Responder a virgilio lemoine Cancelar respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*



*